Homenaje…

•diciembre 16, 2013 • 1 Comentario

Imagen

 

Yo nunca fui un hombre célebre.

En mi nombre nunca se declaró un día festivo ni se hicieron grandes homenajes, incluso estoy seguro que a mi partida mi nombre será olvidado con la premura usual de quien deja en los demás tan sólo una buena colección de recuerdos, una buena vida de cariños domésticos y un caudal de sueños a medio cubrir.

Sin embargo, sí logré en esta vida una hazaña tan grande que me elevó a la categoría de los grandes hombres, de quienes merecen nunca ser olvidados, logré en una sola acción  conocer de frente la grandeza humana: me enamoré tan profundamente, que hice del amor una forma de vida y que me permitió conocer la fuerza en mis días más oscuros, solo esa acción me despojó de miedos y titubeos.

En un mundo que vive sin amor, a mi me tocó tenerlo plenamente, compartirlo cada día con la persona que amé, caminar de su mano mientras veía como otras historias se desmoronaban a nuestro alrededor, pero no yo, yo si tuve la grandeza del amor.

Sólo por eso, es que mi vida fue excepcional, sólo por eso, cada una de mis horas merecen ser recordadas, porque yo si tuve el privilegio del amor.

mañana…

•julio 12, 2013 • Dejar un comentario

paz

Mañana es una palabra hermosa, tal vez quiera decir cielo,
O quizá su verdadero significado sea sueño, no lo sé con certeza,
Pero suena hermoso pensar en mañana, deja un sabor a esperanza, a nuevo.
O tal vez su verdadero significado sea aventura, mañana lo averiguo.

Corazón…

•enero 13, 2013 • Dejar un comentario

Un corazón para entender el mundo, para tener fuerzas cuando todo parece desvanecerse en las manos, para saber que cada latido es una esperanza y que no dejará de latir por difícil que parezca lograrlo.

 

Un corazón para soñar, para ver el mundo del mismo color, para compartir un lugar y una historia,  un corazón para caminar juntos y encontrar en el camino el sentido de todas las risas y todas las lágrimas y así no dejar de reír y saber que podemos llorar.

 

Un corazón para celebrar la vida y saber que tenemos con quien hacerlo, para saber que cada mañana nos espera una sonrisa, una taza de café y un nuevo comienzo; pero que nunca comenzamos solos. Un corazón para saber que los sueños se suman aunque a veces parezcan una locura.

 

Un corazón para sabernos vivos, para ver en los ojos de otros la esperanza, para dar gracias, para entender que somos parte de un plan, aunque no logremos entenderlo, para saber y confiar en que todo estará bien, que el final siempre estará bien.

 

Un corazón para decirte que tuyo soy, que ese corazón es el mío, y que es tuyo, para decirte que hace  mucho te pertenece y así ha aprendido a latir por ti.

Me parece, pequeña María, que la vida nos sonríe…

•agosto 21, 2012 • Dejar un comentario

IMG_0055IMG_0041

Tu has iniciado este camino conmigo, sé bien que no lo pediste, pero así fue, la vida o algo más fuerte que nosotros decidió que compartiéramos esta aventura juntos, que nos lanzáramos a descubrir la vida como uno solo, pero también a que nos descalabráramos por igual.

Si lo sé, no siempre es fácil, de hecho estoy seguro que para ti casi siempre es más difícil; es más difícil cada vez que tengo que empezar de cero, cada vez que me miras parada ahí como pensando algo muy importante, y yo solo pienso en como hago para iniciar otra vez, una vez más. Y se que es difícil para ti porque en cada inicio nos perdemos un poco, perdemos un poco de energía, y perdemos mucho de fe, pero así es nuestra vida, siempre un reto por delante y nunca la certeza de que ganaremos, siempre la derrota rondándonos, pero sabes que?, hemos aprendido a gozar con las pequeñas victorias, quizá porque la gran victoria, la definitiva nunca llega, entonces tu y yo aprendimos que para reír solo necesitamos una almohada y muchos amigos imaginarios, entonces nos lanzamos a una batalla que nadie más comprendería, hasta que nuestras risas desesperan a todos.

Es por eso, mi pequeña maría, que la vida nos pone t antas pruebas, porque quiere que no olvidemos a reír, que no olvidemos que no necesitamos grandes cosas para ser felices. En unos años librarás batallas sola, descubrirás tu propio mundo y serás dueña de todos tus seños, y tu tienes esa sonrisa que aun cuando estas triste rompe todo e inyecta fe en quienes estamos cerca de ti. Cuando eso pase, cuando tu le pongas nombre a las cosas en tu mundo, siempre podrás reír, siempre sabrás que todo pasa, entonces cuando te sientas perdida, podrás recordar nuestras batallas juntos, nuestros amigos inseparables y reirías,- estoy seguro-, entonces sabré que todo esto tiene sentido, que tu y yo somos unos luchadores, y que no te rendirás.

No sabes como quisiera que a veces las cosas fueran distintas, pero como son así, pues me levanto todos los días y me miro al espejo, y me repito con cara sería que ahora sí, que será un gran día, entonces es cuando me encuentro contigo y tu sonrisa, entonces todo parece distinto todo es más suave y me vuelve la fe. Me parece, pequeña maría, que la vida nos sonríe.

pronóstico del tiempo…

•julio 13, 2012 • Dejar un comentario

 

cuerpos pintados 16                                                                                                                                    

cuerpos pintados 17 

 Me precipito sobre ti como lluvia ligera y pertinaz,

conforme avanza el día la temperatura pasa de fría a cálida,

el aumento de temperatura produce humedad,

y podría desencadenarse en tormenta eléctrica con grandes precipitaciones.

Se recomienda no salir de la cama.

Seguir creyendo…

•diciembre 7, 2011 • Dejar un comentario

Cayados,

Como sombras que se mueven sigilosas,

Los recuerdos de ti,

De otros tiempos me asaltan,

Y ante el reto absurdo de volvernos jóvenes otra vez,

De recuperarnos en el tiempo,

Pienso porqué te aprendí a querer,

Porqué un día mi vida se vio irremediablemente atada a ti.

Entonces comienzo a salir del letargo que los años se han encargado de ir acentuando en la memoria,

Y poco a poco recuerdo porqué me enamoré de ti.

Voy recordando, despacio, que primero fue tu sonrisa franca,

Esa sonrisa que invita a pensar que todo está en su lugar,

Y que lo más sensato es disfrutarla.

Entonces recuerdo tu calor, y como hacías de todos nuestros días juntos una promesa,

De cómo a tu lado aprendí a darle sentido a los sueños,

Y llego irremediablemente a tu mirada y esa fe en el futuro,

Llego a tu entrega clara, sin regateos,

A esa forma que tenías de simplemente abandonarte, de dejarte querer.

Y te recuerdo siempre a mi lado, compartiendo locuras y secretos,

Recuerdo tu mano en la mía cada vez que lo necesitaba,

Solo entonces me doy cuenta de las cosas que me hicieron quererte,

Solo entonces me doy cuenta que son las mismas que hoy me hacen pensarte, quererte.

Me doy cuenta que nada ha cambiado,

que sigues aquí, de la misma manera.

Pero siempre es bueno recordar por qué me enamoré de ti.

aprendí sobre las derrotas…

•septiembre 4, 2011 • 1 Comentario

 

fotos adriana_0072(1)(1)

La edad adulta trae consigo la ilusión perniciosa del control, el anhelo irrefutable de ser dueño de tu propio destino, pero la madurez llega  cuando aceptamos que no es posible controlarlo todo, que la vida nunca será una experiencia controlada, y que las derrotas  son en realidad desengaños que nos recuerdan cuan vulnerables somos frente al destino.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 257 seguidores